Esta vitrina está conformada con una agrupación de once piezas en su mayoría del período Greco-romano, específicamente de la época Ptoloméica donde los griegos se adaptaron al seno de la cultura egipcia.

 

 

También aquí se muestran piezas del Imperio Nuevo de las cuales una se relaciona con Ramses II.


Foto 1. Estela de Taheter.
Epoca Ptoloméica.

La estela de piedra de Taheter [Foto 1] es de la época en que Egipto se encontraba invadida por los macedonios. Durante esta etapa, a pesar de que el imperio se encontraba bajo el control de una cultura extranjera totalmente diferente a la de los egipcios, los macedonios se adaptaron a vida egipcia y a su religión. La estela de Taheter la muestra rindiéndole culto a la iconografía de la barca solar en la cual, como en tiempos más antiguos, se posaban las tres representaciones del sol; el dios con la cabeza de escarabajo -el escarabajo representa a Khepri- ubicado en el centro de la barca, el dios sentado delante de khepri es Ra y se distingue por tener cabeza de halcón y el disco solar encima y al otro extremo de la barca, justo detrás de Khepri está Atum. Cada uno de ellos simboliza un período del día siendo Khepri la mañana, Ra el mediodía y Atum la tarde.


Foto 2. Estatua de Samut.
Imperio Nuevo. XVIII
Dinastía.

Esta pequeña estatua de Samut [Foto 2] pertenece al Imperio Nuevo cuando el arte estuvo muy difundido y, a causa de la prosperidad económica de ese entonces, tuvo mucha demanda por lo que las piezas de este imperio son de alta calidad. Específicamente en esta estatua a la que le falta la cabeza se representa al portero de un templo para el culto de Amón en la ciudad de Tebas, el centro religioso del Imperio Nuevo. 

Un conjunto de tres pequeñas estatuas que representan a Osiris, dios de los muertos, pertenece a la época de los Ptolomeos quienes a pesar de ser los conquistadores griegos de Egipto siguieron las antiguas tradiciones. De hecho, entre los templos de culto mejor conservados en Egipto son los erigidos por esta dinastía foránea. La cabeza [Foto 3], la pluma de avestruz [Foto 4] y la estatuilla que las acompaña [Foto 5] son todas representaciones de Osiris. 


Foto 3. Estatua de Osiris.
Período Ptoloméico. XXVI
Dinastía

Foto 4. Estatua de Osiris.
Período Ptoloméico. XXVI
Dinastía

Foto 5. Estatua de Osiris.
Período Ptoloméico. XXVI
Dinastía

Las siguientes dos piezas representan al dios Harpócrates [Fotos 6 y 7], nombre griego del dios Horus en su forma infantil. Esto reafirma como los griegos quisieron darle un matiz de su cultura a la religión egipcia. Sin embargo, esta aunque tuvo en su etapa final una sutil influencia griega se mantuvo constante hasta la llegada de los cristianos. Tanto estas como las estatuillas de Osiris anteriormente mostradas se utilizaron en enterramientos. En la misma vitrina está una última estatua con la figura de Hapy [Foto 8], dios del Nilo y del Aket -la inundación- del valle.

Foto 6. Estatua de Harpócrates.
Período Ptoloméico. XXVI
Dinastía
Foto 7. Estatua de Harpócrates.
Período Ptoloméico. XXVI
Dinastía.
Foto 8. Estatua de Hapy.
Período Ptoloméico. XXVI
Dinastía.

Este pequeño fragmento de piedra tiene en su parte frontal la imagen Hator [Foto 9], diosa de la fertilidad, maternidad, la belleza y el amor. Esta estatua perdió su cabeza pero tiene en su parte superior las manos en relieve y en un costado está grabado el cartucho de Ramses II. Pertenece a la XIX Dinastía del Imperio Nuevo. Justo al lado se encuentra un pequeño bloque con una ave tallada en su centro [Foto 10] perteneciente a la dinastía de los Ptolomeos. 

 
Foto 9. Fragmento con la
imagen de Hator. Imperio
Nuevo. XIX Dinastía.
  Foto 10. Bloque con imagen
de una ave. Dinastía
Ptoloméica.

Este par de halcones [Foto 11] eran la representación del dios fúnebre Sokaris. Este tipo de objetos eran frecuentes para dejarlos dentro de la tumba del difunto. Estos ejemplares están hechos en madera policromada y provienen de un enterramiento de la XXV o XXVI Dinastía.

Foto 11. Halcones del dios
Sokaris. XXV o XXVI Dinastía.

Commentarios:

Iniciar sesion

Anuncios

Convertirse en escritor es un proceso rápido y sencillo que puede darte la oportunidad de compartir tus conocimientos con el mundo y obtener el reconocimiento por ello.

Saber más

Registrarse

Con unos pocos clics puedes registrarte y obtener privilegios especiales a nuestro sitio.

Redactar

Escribe y diseña tu articulo en nuestro gestor de textos de manera fácil, rápida e intuitiva.

Publicar

Una vez que recibamos tu articulo lo revisaremos, publicaremos e incluiremos en la portada de nuestro sitio.