No soy escritora ni mucho menos.... pero quise dejar por escrito mis impresiones del viaje que desde que era una niña soñé: viajar a Egipto.

Siempre me lo imaginaba, pensaba en como sería, como me sentiría al llegar a esa tierra faraónica aunque hoy moderna, islámica, congestionada de autos y bocinas, gente, camellos, carretas.....pero también templos, tumbas, desiertos, arenas y el Nilo, serpenteante a lo largo de su geografía.....y trayendo y llevando como lo hace desde siglos: la vida.

Día 2 de Mayo 1999

 

Para empezar, viajé el pasado 2 de Mayo desde Caracas, con la aerolínea Lufthansa vía Frankfurt a El Cairo.-En esta oportunidad viajé con mi mamá, y llegamos al día siguiente ,más muertas que vivas después de tantas horas de viaje. Lo más gratificante fué, cuando estábamos por aterrizar, el haber podido sobrevolar la explanada de Giza, y ver desde el aire, las pirámides... eso fue increíble-. Ahí fué cuando me dí cuenta que mi viaje era ya una realidad!!

 

Día 3 de Mayo

 

Al llegar al aeropuerto de Heliópolis, ya me estaba esperando un chico, el cual es representante del operador turístico contratado, y nos habló en perfecto español. Nos ayudó con los trámites del pasaporte, registro de la videocámara ante las autoridades (ellos la registran para que luego al salir del país no tengas problemas), luego recogimos las maletas, y nos llevaron en una "minivan" hacia nuestro hotel el cual fue el Mena House Oberoi, justo al lado de las pirámides (las puedes ver desde el mismo hotel).-En El Cairo manejan como unos locos, al primer momento pensé que me iba a dar algo...pura velocidad y bocinas en todo momento, pero después te acostumbras..pues qué remedio!!! Cuando por fin llegamos al Hotel, me quedé encantada con nuestra elección ya que el hotel es espectacular, quizás no esté en el centro de la ciudad, pero me pareció que era mejor así, por lo del ruido del tránsito. Este hotel fue residencia real del jeque Ismail y en él, se alojó la Emperatriz Eugenia en el año 1869, con motivo de la inauguración del Canal de Suez... tiene unos salones espectaculares, la comida buenísima, tiene casino, tiendas, y Banco para cambiar moneda las 24 horas. A nosotros nos tocó el ala del hotel destinada a los turistas como nosotros, que son habitaciones bellas a nivel de un hotel 5 estrellas, pero las que están en la parte del palacio en sí, pueden llegar a costar alrededor de $500 y aún más, ya que parecen de Las Mil y una Noches. Bueno, después de que nos acomodamos y refrescamos, nos reservamos para el espectáculo de Luz y Sonido frente a la esfinge y las pirámides, en idioma español...Lo recomiendo ya que se te pone la piel de gallina, estar sentados en plena noche, a cielo abierto (hay que llevar chaqueta o sweater) y escuchar la música, la narración y deleitarse con los juegos de láser que van iluminando las tres pirámides y la esfinge. Este espectáculo vale la pena pues te transporta en el tiempo.....a otra dimensión....Después nos fuimos a dormir, pero sólo unas pocas horas, ya que teníamos que levantarnos a las 3:00 AM para salir del hotel con destino al aeropuerto y tomar vuelo de las 5:00 AM con destino Aswan.

 

Día 4 de Mayo

 

Estos “madrugones” no siempre hay que hacerlos, no siempre es igual, ya que todo depende de la salida que tengas con el crucero, la cual puede variar y entonces hay que acoplar los días en función del itinerario del crucero.-Nosotros lo hicimos así, ya que nuestro embarque en Aswan era un día Martes, habiendo nosotros llegado a Egipto el día anterior. Otra cosa, yo desde Venezuela había intentado la reserva para visitar Abú Simbel, pero sin querer pagar el precio que me cobraban desde acá, así que el chico de la agencia en El Cairo, me ofreció el boleto Aswan-Abú Simbel-Aswan, y "milagrosamente" nos consiguió las reservas confirmadas (eso fue durante la primera noche..imagínate como funciona el turismo, todo lo que hacen para complacer a un turista). Bueno, cuando llegamos a Aswan, nuestras maletas se quedaron en el aeropuerto y proseguimos con el mismo avión hacia Abú Simbel.(Los templos de RamsésII y Nefertari, que no deberías dejar de ver..vale la pena). Al llegar al pequeño aeropuerto, te esperan unos buses, sólo para llevarte hasta el templo, ahí pagas el valor de la entrada y un guía en español, y más o menos te dejan unas dos horas...a mí me hubiese gustado estar un poco más de tiempo, ya que casi no te da chance de detallar ese maravilloso lugar. Luego otra vez de vuelta al autobús que te lleva al aeropuerto, para tomar el mismo avión con destino Aswan y recoger las maletas.-Para mi sorpresa, como expliqué, las maletas quedan por unas horas solas en el aeropuerto de Aswan, ( y uno como buen "latinoamericano" pensando que a uno lo van a robar en cualquier parte) y al momento esto me dejó intranquila, pero así se hace allí, y no pasa nada. Cuando regresé desde Abú Simbel, allí estaban mis maletas sanas y salvas y nos estaba esperando otro joven para ayudarnos y llevarnos hasta nuestro barco. El barco que nos tocó se llama Radamés, y es de la cadena hotelera Moevenpick. Nos registramos, y nos dieron nuestro camarote, el cual estaba muy bien. Allí tienes todas las comidas incluidas, más no las bebidas..que se pagan aparte. (Te recomiendo la cerveza egipcia marca Stella, que me gustó, y también un vino rosado llamado Rubí de Egipto).-Es bueno que siempre pidan las botellas de agua mineral para llevar a los paseos, ya que hay que tomar muchísima agua, por el calor..y debe ser embotellada. El embarque es durante la mañana hasta el mediodía, ya que en la tarde nos llevaron a un paseo en falucca (bote a vela típico egipcio) en el Nilo, pasando cerca de la isla Kitchener, Elefantina, etc.

 

Día 5 de Mayo

 

A la mañana siguiente nos llevaron en autobús, a las canteras de granito donde se encuentra el obelisco inacabado, luego fuimos a la nueva presa de Aswan y por último tomamos un bote a motor, que nos trasladó hasta la isla donde se encuentra el templo dedicado a Isis, llamado File. -Este templo es del período tolemaico, pero igual sigue el estilo y la arquitectura de los antiguos templos.- Te comento que exceptuando el templo de Abú Simbel, que es del Imperio Nuevo, haciendo el recorrido Sur-Norte, vas viendo los monumentos (cronológicamente hablando), de los más recientes hacia los más antiguos. En la tarde salimos en el barco hacia el templo de KomOmbo, y luego llegamos a Edfú. -En la noche el barco se quedó en Edfú, y tuvimos nuestra fiesta, vestidos con trajes egipcios, turbantes, velos etc.. en la cual la pasamos bomba... imagínate que hasta nos pusieron a bailar al son de Ricky Martin.!!!!

 

Día 6 de Mayo

 

Al día siguiente, visitamos el templo de Edfú, dedicado al dios con forma de halcón Horus.-Luego seguimos navegación, y continuamos un relajante viaje en el Nilo, admirando los idílicos paisajes.... la paz y tranquilidad... realmente, fué una de las cosas que mas disfruté..llegamos a Esna, para ver el templo del mismo nombre. -Nuevamente volvemos a navegar (te digo que el tráfico fluvial de barcos de turismo es increíble...cuando llegas a un sitio ves no sé cuantos barcos llenos de turistas, haciendo la misma ruta que tú) e incluso saliendo de Esna pasas con el barco unas esclusas, donde el nivel del agua baja para que el barco pueda pasar al otro lado, como en el canal de Panamá... Por fin llegas a Luxor, la antigua Tebas, donde finalizará el recorrido del barco, el nuestro atraca en Isla Cocodrilo donde se encuentra el hotel de la misma cadena hotelera Moevenpick, y pernoctas a bordo una última noche.

 

Día 7 de Mayo

 

A la mañana siguiente, temprano nos vamos en un auto pullman y cruzamos el puente que nos lleva a la orilla Oeste del Nilo, hacia la necrópolis tebana. Antes en la vía, nos paramos para ver los colosos de Memnon.-Después seguimos hacia el Valle de Los Reyes.-Allí te dan a escoger cuantas tumbas quieres conocer, realmente nos dieron el tiempo un poco limitado, ya que hay que apegarse al itinerario del tour. Yo pude ver las tumbas de Tutankhamon, RamsesIII, TutmosisIII y RamsésVI.- Eso es lo que te da tiempo, ya que hay un gentío increíble...y tienes que apurarte para poder ver todo lo mejor posible.-Sin embargo, en el Valle hay muchas otras tumbas que también vale la pena conocer..pero todo está en el factor tiempo.- Posteriormente fuimos cerca, al Valle de las Reinas...y pudimos ver una sola tumba, pero lamenté no poder ver la más espectacular y cara de todas: la de Nefertari.- Sólo venden 150 entradas diariamente, y cuando llegamos a las 7:30 AM ya no habían entradas..lo lamenté enormemente, ya que ésta fue recientemente restaurada y tiene un colorido bellísimo, como si la hubiesen pintado ayer. Luego nos llevaron a Deir-el-Bahri, para ver el monumental templo de la reina Hapshepsut...es espectacular..pero te recomiendo lleves bloqueador solar y sombrero, porque en toda esa zona de la Necrópolis, el sol es inclemente, y no hay ni una sombrita o arbolito donde te puedas meter...:-D

 

Al llegar ya el mediodía y siendo la temperatura mayor de los 40°C, nos llevan de vuelta al barco, para almorzar, descansar y refrescarnos.-En la tarde nos llevan a conocer , los maravillosos templos de Luxor y Karnak...que son lo máximo de lo máximo..para mí fue casi la apoteosis de la antigua cultura egipcia. Poder ver la sala hipóstila de Karnak con su bosque de columnas inmensas y llenas de jeroglíficos, es algo que te quita el aliento...no pude resistir tocarlas, para ver qué me trasmitían....En éste punto te digo que la próxima vez yo me quedaría por lo menos una noche más en Luxor en un Hotel (por lo menos el Winter Palace..), para poder visitar las tumbas de los nobles, las cuales no pude conocer, también el museo de Luxor, hacer el paseo hasta Abydos y Dendera a unos 50km , y también poder volver a mis anchas a los templos de Luxor y Karnak, sin que nadie me este apurando..es decir, estar allí el tiempo que quiera para recorrerlos con tranquilidad. -Además Luxor es muy agradable, puedes tranquilamente caminar, meterte en el Bazaar y regatear como quieras.

 

Día 8 de Mayo

 

A la mañana siguiente (muy a nuestro pesar), desembarcamos y nos llevaron al aeropuerto de Luxor, para poder tomar el avión de EgyptAir que nos lleva de vuelta a El Cairo. -Una vez allí, nuevamente nos trasladan al mismo hotel, es decir, al Mena House, para alojarnos-. Esa noche reservamos una cena con espectáculo folkórico egipcio en el Hotel Ramsés Hilton, el cual está en pleno centro de la ciudad. -Allí pudimos degustar una variedad de entradas y platos típicos egipcios, mientras veíamos bailes y trajes de diferentes zonas de Egipto.

 

Día 9 de Mayo

 

A la mañana siguiente, nos llevaron a Menphis y Sakkara, donde se encuentra la pirámide escalonada, fue interesantísimo, incluso nuestro guía Ahmed quien habla perfecto español, ( era sólo para nosotras dos...) nos llevó a ver una tumba mastaba de un personaje importante llamado Ti (esto no estaba dentro del programa). Al regresar vía El Cairo, nos paramos en una fábrica de alfombras donde ves como las hacen a mano en enormes telares, como las quieras, desde algodón, pasando por lana, hasta las de la más fina seda..y que cuestan un "billete grande". Almorzamos en un restaurante en la ciudad, y luego nos llevaron (ahora sí a la luz del día) a ver la esfinge y las pirámides en Giza. Fue toda una experiencia, lamentablemente no pudimos entrar en la Gran Pirámide, ya que estaba cerrada al público debido a trabajos de "mantenimiento" pero poco después de que nos fuimos de Egipto, ya la estaban abriendo nuevamente.

 

Día 10 de Mayo

 

Después del desayuno, nos llevaron en un recorrido por la ciudad propiamente, para conocer sus principales calles y sitios, un city tour. Fuimos a la ciudadela para ver la mezquita de Mohamed Alí, después la mezquita del sultán Hassan (para entrar hay que quitarse los zapatos), el Bazar Khan el Khalili, una fábrica de esencias, el Instituto de Papiros (donde te explican el arte de la fabricación del papiro y puedes comprar los tuyos propios), y el increíble Museo de El Cairo.  En cuanto al museo te digo que hubiera querido volver por mi cuenta, para poder admirar con tranquilidad todo lo más posible. En un par de horas, prácticamente ves lo mas imprescindible.... ya que andábamos con nuestro buen guía Ahmed, que está muy informado y tiene amplios conocimientos y respuestas a casi todas nuestras preguntas. Pudimos admirar el fabuloso tesoro de Tutankhamon, ves oro por todas partes..realmente me dejó pasmada, todo lo que allí había, desde su famosa mascara y sarcófagos de oro, su trono, carros, camas, joyas,etc.etc.... Después, entramos pagando la entrada aparte, a la sala de las momias reales donde puedes ver a través de una urna de vidrio, a RamsésII, Tutmosis, Seti I ,etc...valió muchísimo la pena, el poder ver tan de cerca a éstos personajes históricos tan importantes.

 

Día 11 de Mayo

 

Este día lo usamos por completo para tomar un tour opcional a la ciudad de Alejandría, ya que disponíamos de éste día libre. Fue muy interesante por conocer, pero me quedo con El Cairo, con tanto que hay para ver y falta el tiempo. Bueno de todas formas, conocimos el emplazamiento del Antiguo Faro de Alejandría (una de las 7 maravillas de la antigüedad), hoy lo que puedes ver allí es el fuerte Quetbay. Vimos el mar, las playas alejandrinas bañadas por el Mediterráneo, y es un gran contraste después de haber visto tanta aridez y desierto. Por cierto, en Alejandría comimos pescado fresco, que estaba exquisito. Vimos lo que queda de la famosa biblioteca de Alejandría, la columna de Pompeyo, las ruinas grecorromanas, las catacumbas, el palacio de Montazah, etc. Regresamos a El Cairo al hotel, hoy es nuestra última noche...y pensé que no me quería ir....y que quería volver muy pronto...

 

Día 12 de Mayo

 

Salimos a las 4:30 de la mañana con rumbo al aeropuerto. Al despedirme de nuestro guía y del representante de la agencia, quienes tan maravillosamente nos atendieron...me entristecí mucho... fue un momento de mucha emoción..y me dije que SÍ, tenía que volver!!!. Tomamos nuevamente, el avión de Lufthansa con destino Frankfurt, para hacer conexión con otro de la misma aerolínea rumbo a Caracas.

 

Fin de todo........

 

    Bueno amigos... hasta aquí llegué con mi relato.... nunca sabría como describirles la realidad de lo que sentí..y siento aún........pues es muy difícil plasmar sobre el papel toda la belleza y grandiosidad de lo que allí ví........solo se puede sentir en la piel....en el aire desértico que te envuelve..en los rayos de Ra que pican en la piel....en el cielo azul sin una nube, solo así se puede sentir lo que yo sentí...y que les recomiendo de todo corazón.

Autora: Gisela Conte

Commentarios:

Iniciar sesion

Anuncios

Convertirse en escritor es un proceso rápido y sencillo que puede darte la oportunidad de compartir tus conocimientos con el mundo y obtener el reconocimiento por ello.

Saber más

Registrarse

Con unos pocos clics puedes registrarte y obtener privilegios especiales a nuestro sitio.

Redactar

Escribe y diseña tu articulo en nuestro gestor de textos de manera fácil, rápida e intuitiva.

Publicar

Una vez que recibamos tu articulo lo revisaremos, publicaremos e incluiremos en la portada de nuestro sitio.