¿Qué hubiera ocurrido si el detective más famoso de todos los tiempos, Sherlock Holmes, y su inseparable amigo, el Dr. Watson, se hubiesen conocido cuando eran colegiales?... La respuesta es elemental: aventuras a lo grande. El joven Sherlock junto a su amigo, el futuro doctor Watson, debe resolver una serie de extraños crímenes cuyas víctimas son presa de una locura repentina.¡Evidentemente, algo se está tramando! Y el detective en ciernes se encuentra dispuesto a resolver el caso más sorprendente de su extraordinaria carrera.

En esta película se da el primer efecto digital de la historia, el de los caballeros de la vidriera. Durante los créditos aparece un trineo viajando por la nieve. Al finalizar los créditos llega a una posada. El conductor (al que no vemos la cara) se baja a pedir una habitación. Cuando tiene que firmar, vemos que su nombre es MORIARTY. Entonces vemos su cara, y resulta ser el malo, el profesor de Sherlock, al que creíamos muerto.

Título original: Pyramid of Fear/ Young Sherlock Colmes
Director: Barry Levinson.
Guión: Chris Columbus.
Fotografía: Stephen Goldblatt.
Música: Bruce Broughton.
Género: Aventura, Misterio, Comedia, Comedia juvenil
País: Estados Unidos, Reino Unido
Formato: Color
Producción: Mark Johnson / Henry Winkler
Productora: Paramount Pictures
Fecha: 1985.
Duración: 104 min.
Premios: 1985: Nominada al Oscar: Mejores efectos visuales
Reparto:

Nicholas Rowe

Alan Cox 

Sophie Ward

Anthony Higgins

Nigel Stock

Susan Fleetwood

Freddie Jones

Roger Ashton-Griffiths

Earl Rhodes

Brian Oulton

Patrick Newell

Commentarios: