Un fotógrafo de Nueva York viaja con varios ayudantes y un conjunto de modelos hasta Egipto con objeto de hacer un reportaje en el desierto, cerca de El Cairo. Cuando van de camino buscando los exteriores adecuados, el pinchazo de una rueda les obliga a parar, casualmente en las cercanías de una antiquísima tumba que en ese momento está siendo saqueada por un grupo de expoliadores, tumba perteneciente a un personaje llamado Safiraman, y que tras su muerte trató de ser protegido por sus allegados merced a una maldición que debía hacerse efectiva contra quienes violasen su eterno descanso.

Tebas, año 1301 antes de nuestra Era. Un grupo de ladrones de tumbas es sorprendido mientras desempeñan su infame labor. Condenados a la pena capital, uno de ellos lanza una maldición momentos antes de ser ajusticiado. Unos 3300 años más tarde la egiptóloga Erica Baron se encuentra en El Cairo realizando una investigación sobre Meneptah, arquitecto, médico y astrónomo del faraón Seti I, para lo cual visita a un anticuario quien le muestra una maravillosa estatua de oro macizo del regente, en cuya base y transcrita en jeroglíficos encuentra una importante pista. Desgraciadamente, momentos después el anticuario es asesinado ante sus ojos y ve como los asesinos roban una estatua de gran valor. La conclusión que saca es que alguien está saqueando una tumba que nadie sabe que existe y decide encontrarla por sus propios medios.

A finales del milenio pasado, dos películas compitieron por volver a convocar sobre la gran pantalla el embrujo del antiguo Egipto, el de Nefertiti y Tutankamon, el de las tumbas profanadas y su correlato de maldiciones para el hombre blanco que había osado despertar a quienes llevaban miles de años durmiendo el sueño de los justos.

En Egipto, año 1300 A.C., bajo el reinado del Faraón Ramsés II se ordenó la muerte de todos los recién nacidos varones. Pero uno de ellos sobrevivió al ser recogido de las aguas por la familia del Faraón. Su nombre fue Moisés , salvado de las aguas.

Tras la guerra de Troya, Menelao volvía a Grecia junto a Helena. Una terrible tempestad provoca que el barco se hubde, por fortuna, Helena y su protector, guerrero Arión, sobreviven llegando a las costas egipcias. Egipto, por aquel entonces, estaba sumido en una guerra civil que enfrentaba al faraón Ramsés, quien gobierna Tebas, y Amenofis, señor del Bajo Egipto. Sólo la fuerza sobrehumana de Arión conseguirá vencer las intrigas de Tutmés, consejero de Ramsés, y de Menelao que también sobrevivió al naufragio, quien parece más preocupado de conseguir los tesoros de losfaraones que de recuperar a su mujer.

A caballo entre la ficción y la realidad, "La Momia" narra el descubrimiento en la primavera de 1881 del escondrijo donde el Sumo Sacerdote de Amón, Pinedyem, de la Dinastía XXI, hizo trasladar los restos de la gran mayoría de los faraones que descansaban en el Valle de los Reyes, un escondrijo situado a unos sesenta metros del suelo en el acantilado de Deir el-Bahari, y que se pudo encontrar tras la hábil investigación del entonces Director de la Escuela de Arqueología de El Cairo, Gastón Maspero, quien había comprobado cómo un grupo muy organizado de ladrones de tumbas, la familia Abdel-Rassul, llevaba varios años viviendo cómodamente del expolio de lo allí depositado, unos restos que iban sacando de su milenario habitáculo para ir vendiéndolos poco a poco en el mercado negro.

Aventura en el desierto donde el hijo de César y Cleopatra ha vivido desde un niño. Conocido como El Kabir, defiende a los nómadas de las crueldades de Petronio, el gobernador romano de Egipto.
Curiosidades: En España se titulo “La batalla de Roma” en el resto de Sudamérica “El hijo de César y Cleopatra”

Iniciar sesion

Anuncios

Convertirse en escritor es un proceso rápido y sencillo que puede darte la oportunidad de compartir tus conocimientos con el mundo y obtener el reconocimiento por ello.

Saber más

Registrarse

Con unos pocos clics puedes registrarte y obtener privilegios especiales a nuestro sitio.

Redactar

Escribe y diseña tu articulo en nuestro gestor de textos de manera fácil, rápida e intuitiva.

Publicar

Una vez que recibamos tu articulo lo revisaremos, publicaremos e incluiremos en la portada de nuestro sitio.